Corbeil

septiembre 18 06:50 2017 Print This Article

Mapa de la Marca Hispánica

Recientemente el historiador Hugh Thomas fue entrevistado por XL Semanal. En ella dejó dos perlas. Refiriéndose a Tarradellas comenta: “José Tarradellas fue un hombre muy inteligente, pero luego los demás presidentes catalanes no tanto”. Y sobre el tema independentista: “Recuerdo que el gran político Cambó dijo. Cataluña independiente va a ser un departamento de Francia. Y yo estoy de acuerdo con Cambó. Esa sería la consecuencia de la independencia de Cataluña, que dejaría de ser una parte de España para ser un departamento de Francia”. A tenor de lo dicho uno se debe preguntar una cosa. Desde el punto de vista historiográfico Cataluña nunca ha sido un país independiente. Eso es indiscutible. Ahora bien, ¿siempre estuvo ligada, en la antigüedad, a la Marca Hispánica? O dicho de otra manera, ¿puede pasar lo que expresan Cambó y Thomas?

Digamos que está ya ocurrió. Vamos a hacer un poco de historia, porque siempre va bien recordar el pasado para conocer las mentiras que nos han contado los pseudo-historiadores del independentismo catalán.

Hasta el 1258 la entidad que hoy conocemos como Cataluña no existía. El territorio en sí estaba formado por 8 condados. A saber: Besalú, Vallespir, Perelada, Ausona, Ampurias, Urgell, Cerdaña y Barcelona. De ellos, el de Barcelona formaba parte de la Corona de Aragón desde el 1137, cuando se casaron Ramón Berenguer IV y Petronila de Aragón. Pues bien, por una serie de reyertas políticas esta parte territorial nunca fue una entidad histórica unificada. Al contrario, cada uno de los condados iba por libre y luchaba por su propio poder, sus dominios y por engrandecer sus territorios. La realidad es que durante la Edad Media lo que hoy conocemos como Cataluña era una Marca hispánica que tributaba a los Reyes Carolingios. Dicho de otra manera, estos condados pagaban vasallaje a la corona francesa.

Así las cosas llegamos al 16 de julio del 1258. Ese día se firmó el tratado de Corbeil. Dicho tratado empieza con estas ilustrativas palabras:

“Es universalmente conocido que existen desavenencias entre el señor rey de Francia y el señor de Aragón, de las Mallorcas y de Valencia, Conde de Barcelona y Urgel, señor de Montpellier; por lo que el señor rey de Francia dice que los condados de Barcelona, Besalú, Urgel, etc… son feudos suyos; y el señor rey de Aragón dice que tiene derechos en Carcasona, Tolosa, Narbona, etc….”.

La historia es muy simple. Ambos reyes eran familia directa y, a su vez, estaban casados con primas. Por matrimonios y familiaridad el rey Luis de Francia ostentaba más poder que el de Aragón, Jaime I. Diríamos que Aragón se estaba quedando encerrado en contraposición a la expansión territorial de Francia. ¿Cómo se podía resolver la historia? Con un cambio de cromos. Uno decía que poseía territorios en Francia y el otro que poseía territorios en la Marca Hispana. La solución fue que los de la Marca Hispana quedaran en poder de Jaime I y los de Francia en poder de Luis. Así de fácil se arreglo el conflicto. Con lo cual, los condados catalanes pasaron a formar parte de la Corona de Aragón.

Curioso el tema. Nos sólo Cataluña nunca fue un territorio independiente de la llamada Marca Hispánica, sino que -como cuentan algunos- Cataluña nunca conquistó Valencia y Mallorca. Ambas conquistas tuvieron lugar en los años 1238 y 1229. Y, como hemos visto, en ese momento Cataluña, como ente, no existía y formaba parte del reino de Francia. En cambio, sí que fue una conquista de la Corona de Aragón, pues Jaime I era rey de Aragón desde el 1214. Con lo cual estos pseudo-historiadores han pretendido vendernos dos hechos históricos falsos. Durante la conquista de estos dos reinos Cataluña, como tal no existía. Era un conjunto de condados. Barcelona se diferenciaba al ser un principado muy complicado. El rey de Aragón era -por así decirlo- príncipe de Barcelona. Esto cambio y, al final se quedó en conde de Barcelona.

¿Cuándo cambió la situación? O dicho de otra manera, ¿Cuándo se empezó a hablar de Cataluña? Desde el tratado de Corbeil hasta el 1521 se mantuvo la estructura medieval de esta parte territorial que formaba parte de la Marca Hispánica. Y se mantuvo la hegemonía de los condados. Esto quiere decir que cada uno de ellos tenía la potestad de gobernar a libertad sus condados. Eso sí, el vasallaje feudal se lo pagaban a la Corona de Aragón. Todo cambió en el 1521. En aquel momento el nuevo rey de España, Carlos I, decidió nombrar a Pedro Folch de Cardona, arzobispo de Tarragona, virrey de Cataluña. En ese momento, 10 de abril del 1521, desaparecieron los condados en sí, y aquel ente territorial pasó a llamarse Cataluña.

Las declaraciones de Cambó y Thomas nos han permitido hacer un repaso histórico de lo que fue este territorio antes del 1521 y todos sabemos lo que fue posteriormente, esto es, un territorio más de España. Por mucho que algunos quieran contradecir los documentos la realidad se impone siempre. ¿Cataluña será un departamento de Francia si se independiza? No lo sabemos. Pero teniendo en cuenta el surrealismo de lo que estamos viviendo uno debe acercarse a un escritor amigo del gran surrealista que fue Salvador Dalí. Nos referimos a Carles Fages de Climent. No sabemos lo que pasará, pero si lo que puedo haber sido y no fue. En uno de sus epigramas concluyó el pasado que hubiéramos podido tener al escribir:

 

Si aquell timbaler del Bruch
S’hagués tocat els bemolls
Els catalans, de retruc
Ja no fórem espanyols.

César Alcalá

Historiador

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.