Elecciones: Si o No

Julio 17 20:35 2017 Print This Article

César Alcalá

Hace unos cuantos días me comentaron una cosa que la consideré inverosímil. Sin embargo, el paso de los días me está corroborando que tal vez sea verdad o, tal vez, es la voluntad de más de uno. Con lo cual, como dice la tradición popular, si muchos piensan lo mismo muchas veces, tal vez se produzca.

Desde el punto de vista económico y político, a nivel europeo, no hay un sentimiento independentista. Es más, la historia de Cataluña no ha cuajado en Europa. A pesar de las palabras o los documentales que programan TV3 o la televisión del diario Avui, como dijo hace poco Macron: “es un tema interno de España”. Hace tiempo lo dijo Trajani. Y otros miembros de la UE aseguran que Cataluña nunca saldrá de la UE, porque nunca ha estado dentro. Dicho de otra manera, España votó entrar en la UE. Cataluña nunca firmó el tratado. Difícilmente alguien que nunca ha firmado nada puede ser expulsado. Con lo cual, Cataluña es un ente particular de España -una lacra- que debe manejar España. En este conflicto nunca intervendrá Europa.

Por lo tanto a nivel económico nadie piensa o ve una Cataluña independiente dentro de la UE y menos a nivel político. Con lo cual, si no es un tema que está sobre la mesa de la UE algunos lo llevan claro. Y esto los dos partidos o la bicefalia que dirige Cataluña lo saben.  Les ponemos nombre: Puigdemont y Junqueras. Los de las CUP tocan lo que no suena, pero mandan poco. Así pues, ante semejante posicionamiento internacional es mejor cerrar filas y perfilar el futuro.

Y este futuro que se perfila, por lo que me cuentan, es no tener como futuro cercano el 1 de octubre. Todos ellos saben que no se convocara y, de hacerse, no se llevará a cabo. Con lo cual existe un 2 de octubre, como hace unos años hubo un 10 de noviembre. Con lo cual, ¿qué hacemos?

Me comentan que las elecciones se convocarán en el otoño del 2018. Han leído bien. De ahí la sorpresa. Ahora bien, leyendo las declaraciones de la vicepresidente Soraya Sáenz de Santamaría empiezo a creérmelo. Dijo la vicepresidenta: “Pido un poco de sosiego, porque se habla mucho del 1 de octubre pero la inmensa mayoría piensa en el día 2 de octubre: es el día en que yo espero que sea el de la desaceleración y del sosiego”.

Teniendo en cuenta estas palabras empiezo a creerme lo que me contaron. Parece ser que algunos prohombres de Cataluña se sintieron mal con la ley Wert. Esto los hizo ser independentistas o ese día forjaron su paso a este sistema, que no es sistema, pero que sirve para protestar sobre el sistema. En el fondo todos saben que Cataluña nunca será independiente. Este bulo les ha servido para tapar otros temas. El primero de ellos es el menospreciado Jordi Pujol. Tanto él como sus acólitos saben que esto no pasará. Es más, Pujol se volvió independentista gracias a Wert.

Pues bien, el tema de las elecciones está relacionado con un axioma que se ha extendido últimamente: Junqueras será el próximo presidente de la Generalitat. Ni Pujol, ni Mas, ni todos los prohombres de la ex CDC están dispuestos a ceder los trastos a un grupo político que ellos siempre han considerado de segunda. ERC estaba bien para que les dieran un golpe de mano. Siempre los consideraron de segunda y nada preparados para gobernar.

Quizás no se equivocan o sí. El problema es que, si no se realiza el referéndum el 1 de octubre las leyes del juego cambian. La idea es alargar la fecha de las próximas elecciones catalanas para hacer crecer al PDECat y darle una estructura parecida a la antigua CDC. También necesitan buscar una figura que encabece el proyecto. A Soraya le gustaría Santi Vila. A los prohombres quizás no. Con lo cual, alargando la fecha de las elecciones tendrían tiempo para restablecer un status quo gangrenado.

La pregunta es: ¿Puede ocurrir? Si. El que tiene potestad para convocar elecciones es el president. Este depende de los prohombres y de lo que le digan. Ahora bien, la inestabilidad puede ser brutal. No me imagino un Junts pel Si enfrentados por el poder y como socios de gobierno. El desgaste y la paralización del país pueden ser sobrecogedoras.

Ahora bien, si nos atenemos a las palabras de la vicepresidenta, tal vez no lleguemos tan lejos. Si dejan al PDECat actuar con discreción -como en el Congreso- y entran en acción, tal vez consigan su propósito. Debo decir que la solución es complicada. Al final siempre acabamos subordinados al pensamiento de los políticos.

Al PDECat no les interesa que Junqueras sea presidente de la Generalitat. Con lo cual, dilataran el tema hasta que estén convencidos de ganar. Saben que se equivocaron con su mensaje independentista. Rectificar sería grave para ellos. Redireccionar el pensamiento es el futuro. Por lo cual, la idea que me comentaron, si al principio me pareció fuera de lugar, quizás debemos tenerla en cuenta. Una pena porque perderemos un tiempo irrecuperable para solucionar los temas que de verdad les interesan a los catalanes.

César Alcalá

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.