Hijos de Cucurull

Junio 19 06:58 2017 Print This Article

César Alcalá

Tendremos mucho trabajo. Este es el resumen de lo que nos pasara a muchos historiadores catalogados por algunos como unionistas. En sólo cinco años dos personajes han tergiversado tanto la historia que la han prostituido. El titulo es lo hijos de Cucurull, pero también podría haberlo llamado los Bilbenyistas. Recordando mi juventud y ese excelente grupo llamado Triana podía haber sido Hijos del agobio. Y es que Cucurull y Bilbeny han hecho tanto daño a la historia como, en su momento, los revisionistas del franquismo. En aquel tiempo todos los diarios empezaron desde el número 1 el día de la proclamación de la victoria. Todo lo anterior no había existido y lo posterior se manipulo a mayor gloria de Franco. Los actuales historiadores del procés hacen lo mismo a mayor gloria de Mas o Puigdemont.

El miembro de la ANC y otros cargos no hereditarios Victor Cucurull asegura que Cataluña está preparada para la independencia por un motivo muy claro: todos han tergiversado la historia, él está en posesión de la verdad. Y su verdad se basa en unas alucinaciones clarificadores de la grandeza de un país, región provincia o comunidad autónoma que siempre lo ha sido sin la necesidad de que Cucurull nos iluminara.

Desde el catalanismo de Colón, pasando por que Carlos V se retiró a San Gerónimo de Murtra, la catalanidad de Cervantes, los oscuros intereses de Franco por hacer una guerra civil para acabar con el independentismo catalán. Por no hablar de Santa Teresa de Jesús, Erasmo de Roterdam, El Bosco, San Ignacio de Loyola, Pizarro, Juan Sebastián el Cano, Hernan Cortés, Gonzalo Fernández de Córdoba, Marco Polo. Y si nos dejamos llevar por la locura de este personaje y su acólito Bilbeny, los tres Reyes Magos salieron de La Garrotxa y Jesús nació en las faldas de Montserrat.

Toda esta locura tiene sus seguidores. Recientemente una extraordinaria historiadora, Vera-Cruz Miranda, publicó un artículo que le fue rebatido por una persona a todas luces inducida por estos personajillos que han trabajado la historia a mayor gloria del procés. Pero esto no es nuevo. Ya durante la Renaixença tuvimos a un prócer que tergiverso la historia para hacerla más afín a una ideología que estaba dormida y con telarañas. Me refiero a Manel de Bofarull y de Sartorio, el cual se inventó o recreó lo de las 4 barras y Guifré el Pilós, la simbología catalana, la mitología y ciertos usos y costumbres que eran desconocidos por todos. La realidad es que aquellos hombres de la Renaixença la quisieron sacar de las catacumbas para distraerse ellos. Pues si alguien quería ser algo en la sociedad catalana de aquella época hablaba en castellano. Como me dijo una señora de la burguesía catalana, fallecida hace bastantes años con 100 años, hablar en castellano “hacia fino”. El catalán era el idioma que hablaba el vulgo. Y muchos miraron la Renaixença como un divertimento.

Lo mismo ocurre ahora con Bilbeny y Cucurull. Son un divertimento. El problema es que, en aquella época el divertimento llegaba a poco. Hoy en día internet provoca que se extienda esta falsedad alrededor del mundo. Y puede ser que un mongol, un nepalí o un pigmeo se crean las mentiras de estos pseudo-historiadores. Ese es el problema que debemos atacar y reducir a mera anécdota. Que a Vera la machaquen por lo que dijo en su artículo es natural. Siempre hay un alma caritativa que secundara ciertas tonterías. El problema estriba cuando esas tonterías calan en la sociedad. De momento no ha pasado con los ejemplos que hemos mencionado, pero si en otros.

Ha calado el hecho que Cataluña fue una nación, que hubo una guerra no de sucesión sino de secesión, que el decreto de Nueva Planta fue el castigo por querer ser independientes, que se coaccionaron las libertades de los catalanes, que Franco quiso acabar con el independentismo con una guerra civil.., y muchas otras falacias. Nada de todo esto es verdad.

Por eso he empezado escribiendo que los historiadores –tildados de unionistas- tenemos mucho trabajo. Algunos estamos en la Asociación Antoni de Capmany. Otros están luchando y batiéndose el cobre en pequeños núcleos radicales. Todos juntos debemos alzar la voz y desactivar a estos farsantes.

A veces me pregunto una cosa: ¿Cucurul o Bilbeny duermen bien por las noches sabiendo que falsean la historia y mienten como bellacos?

César Alcalá

 

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

1 Comment

  1. Joan
    Junio 19, 08:05 #1 Joan

    Sr Alcalà, vostè escriu molt però no aporta cap dada (quin mena d’historiador és vostè? pffd) Ja estem acostumats als revisionistes. Els mateixos que neguen l’existència dels camps d’extermini nazis, neguen el Tractat dels Pirineus (que vostè probablement no sap ni el que és) o el Decret de Nova Planta.

    El suggereixo que llegeixi una mica, la cultura no fa mal.

    Reply to this comment

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.