La rosa y el trébol

mayo 15 19:55 2017 Print This Article

José Manuel Gómez

La  rosa, fue verdadero ícono del PSOE. desde la misma transición española,  partido que en las sucesivas alternancias con la derecha en el poder, sin ningún género de dudas,  ha ayudado a  vertebrar nuestro invertebrado país; aunque hoy,  también es un dato innegable,  está un tanto marchita y en sus momentos más bajos; no tanto, por la falta de carisma de sus líderes, y si más bien, estaría en relación directa  con los cambios sociales y económicos del propio S. XX, donde los sistemas productivos, junto con la naciente ahora más agresiva economía especulativa y la  revolución tecnológica que le acompaña, han logrado mutar – sólo aparentemente, pues gorda le espera a la Humanidad-  la clásica lucha de clases, estableciendo ahora esa sociedad otras prioridades, centradas más en el mero consumo dentro de un contexto de estado del bienestar propio de la visión de la socialdemocracia europea, que abrazó ese naciente neoliberalismo, intentando paliarlo o compensarlo a base de  poner más el acento en el reparto fiscal posterior de los beneficios generados por ese sistema capitalista que funcionaba eficazmente y en el que estaban inmersos, y que no nos olvidemos, ha dado los mayores logros a España en todos los aspectos, restando los negativos susceptibles de limar o atenuar.

Tal mutación pragmática, consecuente con el contexto, se acentuó desde la caída del muro de Berlín y el consecuente declive del mundo comunista que representaba, que hasta entonces,  ejercía en buena medida de contrapeso en ese mundo obrero, cuyo término también entrando en crisis, se cuestionó, optando por sustituirlo ahora por el de trabajador.

En todo este largo y vertiginoso proceso de nueva  exaltación capitalista y de sus principios, – en especial, el de la autorregulación del mercado en base a su supuesta  propia  inteligencia – y a  falta de una necesaria paralela remodelación y adaptación teórica del discurso  de la izquierda a esos nuevos tiempos, – aspecto que no afectaba ni sufrió naturalmente la derecha-; nos ha llevado a la situación actual de crisis generalizada de la izquierda europea, – a excepción de la peculiaridad de Portugal, fruto de una no olvidemos frágil y momentánea   cohabitación.

Por todo ello, sorpresivamente la rosa, muestra ahora su otro aspecto más cruel, las espinas que habrá que saber sortear para volver a lucirla en el jarrón floral, labor que antaño hasta a algún Papa le ha costado incluso la vida, cruel profecía de las espinas que amenaza con hacer ahora sangrar la fratricida lucha interna del PSOE., cuyos miembros, para ignorar dicho riesgo latente, prefieren jugar, unos al trébol, y otros a la margarita.

El trébol de tres hojas es el clásico símbolo de la suerte, pero en este caso es lo desdicha; puesto que uno de sus aspirantes, Pedro Sánchez,  caso de su muy probable victoria, como una inconsciente fría guadaña,  segaría su  tallo endeble, en cuanto el sector oficial,- electorado clásico y varones-, no enervarían la bandera de la derrota, ni extenderían la mano de la reconciliación al día siguiente; aspecto, que de ganar Susana Díaz,- aun no siendo posiblemente la candidata más ideal-, si haría de puente provisional  hasta la llegada del delfín o elegido que con guante de seda, regirá los destinos de un partido tanto  centenario, como necesario, y que sin ningún género de dudas reconoce hoy la propia derecha española; puesto que la otra opción, Podemos, es sencillamente inviable en un contexto de un sistema acentuado liberal y capitalista. Obsérvese que el partido de Syriza, sólo cuestionaba la legitimidad de la onerosidad leonina en la devolución de un mero préstamo comunitario; no el propio sistema capitalista en el que está inmerso y que es precisamente lo que pretende el populismo de Podemos, tenga o no razón, que es otra cuestión viendo los excesos de este capitalismo actual  agresivo y sin bozal, pero que en todo caso, necesita darle cauce con una opción política más modélica  y coherente con el  propio sistema, por lo que es evidentemente necesaria  la opción socialista en esas necesarias y deseadas alternancias de poder.

La  razón no siempre, o no necesariamente va asociado a lógica, y si puede incluso ir referido exclusivamente a  oportunismo, más en términos políticos, posiblemente así se entienda las ocasionales a veces ocultas, oscuras y abstractas razones de estado. Cualquier mero Abogado que sea mínimamente sensato sabe, que más que su dulce retórica o su porte, genio o figura, lo que pesará en el desenlace de su  gestión será la “causa”, dependiendo esencialmente si es justa o no. Él sólo será el paladín que deberá: 1) Tener razón 2) Saber explicarla 3) Que se la den; pero en este caso, -al ser el objetivo político-, deberá además tener un nuevo y exigente, incluso ilógico requisito:  4) ser oportuno en la realidad del contexto.

Razón, muy posiblemente la tiene Pedro Sánchez,  pero a veces, lo que interesa, no conviene. Si fuese en el contexto británico, sin duda no tendría obstáculos, puesto que no hay competencia o rival a su izquierda, por lo que podría permitirse ese lujo; pero  aquí, con Podemos, “NO”, puesto que sencillamente, se correría el grave riesgo de terminar como IU, absorbido, lo mismo que intentó Podemos y no entró en el  juego  la líder de UPyD , Rosa Diaz, pero que fue igualmente letal ese simple planteamiento del mero “play”, al margen de la actividad  valiente de Rosa en su incesante y puntera actividad de denunciar anomalías existentes, y que tuvo un precio.

Pedro, por mucho que insista con su nuevo eslogan de “sí”, recordemos que se finiquitó él mismo, y no por intereses de las élites del partido y sus varones con lo que pretende captarse a las bases,  sino por su terco “no es no”, resultado de no tener esa  necesaria cultura de partido, entre la que se incluye la de gestionar la compleja ambigüedad, puesto que su lógica en su actuar, -propiciada inicial y esencialmente por la corrupción del PP.-, implicaba paradójicamente nueva ilógica y temeridad de sus propios actos, puesto que si persistiera con su eterna negativa, ello abocaría irremediablemente a afrontar unas terceras elecciones, con la única garantía personal de tener en su C.V. dos derrotas sucesivas y sonadas, y tanto en el País vasco o en Galicia, con su único dudoso carisma, un  partido dividido y con la aspiradora de Podemos al lado discutiéndole su propio proyecto y  en un mismo estrecho cuadriculado espacio político.

Al margen, quedó probado lo que se sospechaba y que después fue tan ingenuo de confirmar él mismo públicamente, y que lejos de ser un tema banal, era reconocer el término “nación” a los independentistas catalanes, para lograr así, -con la precaria y segura desleal alianza con Podemos -, gobernar unos meros meses; conversaciones todas ellas al margen del PSOE., partido que reaccionó como legítima defensa en su clásico y probado sentido de estado. Hoy consciente de su torpeza, ya habla de nación  en términos culturales; al igual que nuevamente rectificando, pretende poner distancia con los podemitas. Muchos cambios, mucha indecisión, poca y mala  estrategia, como la de pactar con Ciudanos y pretender después  que se juntaran con Podemos en esa loca alternativa de supuestas izquierdas, cuando en realidad equivalia a intentar mezclar el agua con aceite. Pócima extraña en definitiva que ya indicaba pocas tablas.

Si lidiar con deshojar ese trébol ya es difícil, imagínense que representa que  además, venga asociado a depender del criterio también veleta de una margarita que representa el PSC. con el clásico también deshoje del:  “me quiere o no me quiere”, o“ me interesa o no España”, y qué como se dijo en anteriores artículos,- por falta de estrategia de la Gestora del PSOE.-, contribuirá sin duda a la victoria de Pedro; todo ello para beneplácito de los acechantes hienas ibéricas que están esperando su oportunidad, fauna política oportunista, surgida precisamente de la desbandada de la Torre de Babel socialdemócrata, quienes reduciéndose en sus respectivos feudos, empezaron a levantar barricadas, desempolvar viejas y anacrónicas figuras medievales, incluso de derecho, y hasta  a  hablar en otras lenguas y en claves de prioridades más miopemente egoístas y  locales, renunciando así a la solera de su larga visión y principios universalistas propios de la clásica izquierda internacional a la que decían pertenecer,  y permitiéndose además incendiar todo a su paso al más puro rancio populismo. Ese será parte  del  verdadero drama de este auténtico  melodrama que se avecina en la inminente nueva revolución tecnológica; y que no tengan la más mínima duda, prescindirá olímpicamente en la medida que le sea posible, tanto  del que se llame trabajador, obrero u operario, cualificado o sin cualificar, y a las crueles notorias previsiones de los variados organismos internacionales me remito. Por lo de pronto, está desapareciendo la clase media – salvo error, unos tres millones de familias se calcula actualmente en nuestro país-, mientras la izquierda radical, se dedica a sus locas quimeras, y sus no más cuerdos utópicos sueños, con el único eslogan de: “divide y el caos lograrás” pues están convencidos que “a río revuelto, ganancia de pescadores” !Ingenuos!

José Manuel Gómez

 

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

1 Comment

  1. Milagros
    mayo 16, 08:29 #1 Milagros

    Espero contar con el beneplácito del escritor , para expresarme libremente, y aprovecho su publicación para exponer mi verdadera opinión en cuanto a la lucha que se está desarrollando en el cuadrilátero de un ring virtual , en el cual este se debería desarrollar a tres , pero solo luchan dos , Susana Díaz y Pedro Sánchez , pues Patxi López ejerce de figurante como árbitro de este combate feroz .
    El PSOE ,unas siglas en su día por muchos admiradas, hoy en día denostadas .
    He de confesar que Susana Díaz no me da buen feeling,, me recuerda a otro denostado por los verdaderos izquierdistas , los “ciudadanos de a pie “, y este no es otro que “Felipe González” , Los discursos y ademanes de esta señora parecen una caricatura aprendida de este último .
    Pedro Sánchez ? , con una imagen agradable , pero que me da la impresión que le faltan arrestos .
    Patxi López, un señor en apariencia moderado y afable , que hoy haciendo una reflexión de un pasado cercano , este señor si no recuerdo mal, y la memoria no me falla , , era pro Pedro Sánchez . Entonces una de dos , se ha bajado los pantalones , o ya entra a formal parte de la doble cara de los políticos “falsillos”de turno.
    Gane quien gane en el cuadrilátero este combate , el PSOE está si no hundido , tocado con graves heridas difíciles de subsanar .
    Podemos, un partido nacido el ya famoso para la historia “15-M “, (cada vez me cae mejor ) , pese a que las encuestas les predicen un leve descenso de popularidad ,el cuento de Venezuela ya no cuela mucho.
    Pero no seamos ingenuos , por qué esa inquina y despreció hacia Podemos por parte de los partidos del bipartidismo ? , quizás que la ” caca ” que queda por salir a flote de los partidos del bipartidismo deban permanecer en el fondo ?. Pues tengo la impresión que si esas heces salieran a flote en su totalidad, no habrían suficientes carceles para albergar a tanta corruptela. Disculpas a los lectores por lo escatologico de mi narración, no he encontrado definición más acorde a los hechos .Es obvio que hay un sutil miedo a Podemos , un partido nuevo sin experiencia, con defectos por pulir , uno inocente e ingenuo como el de ( Coca Cola ) por nombrar uno jeje .Pecata minuta con lo que sale todo los días en los medios de comunicación concerniente a los partidos con experiencia.
    Instalados en el poder los partidos mayoritarios de este país están dispuesto a lo que haga falta para que nadie ose arrebatarles la vara de mando.
    Ya lo dijo Felipe González , el poder es muy goloso ¡
    Y para no dejarme al cuarto pretendiente al poder, expresaré lo que pienso del partido con las siglas “Ciudadanos ” . Este partido no se define ni de izquierdas , ni de derechas jeje, clara estrategia para despistar, vamos un queda bien de toda la vida ¡¡ ¡.
    Pese a que la imagen más visible de Albert Rivera ,es la de un joven modosito y sensato , no me gustan los partidos que no se atreven a definirse , por qué no me creo lo del estamos en El Centro jeje ¡
    Con este panorama político , y quien me conoce sabe que no soy sectario de ningún partido , me veo obligada a seguir en Stand by ¡
    Esta es mi humilde opinión , quizás equivocada , el tiempo lo dirá , o no ?, quizás , quizás , quizás ¡¡

    Reply to this comment

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.