El procés tocado y hundido

Marzo 02 17:44 2017 Print This Article

César Alcalá

Aunque a más de uno no le guste el comentario, sobre todo a los pastorcillos -mis queridos amigos asilvestrados- el tema del procés está tocado y hundido. Y no lo digo yo. ¡Dios me libre! Porque podría sonar a petulancia. Y no lo quiero ser. El tema me lo explican los mismos asilvestrados de ERC. Y es que, como diría mi abuelo, el tema tiene miga.

El otro día hablando con una buena amiga -de apellido complicado de pronunciar- llegamos a la conclusión que Artur Mas ha hecho mucho daño a Cataluña. Ha conseguido dividirla. Antaño, nuestros abuelos y padres recordaban el poema de Machado. Hoy en día nos falta un Machado para escribir el poema dedicados a las dos Cataluñas. Y este es el legado de Mas. Hoy en día aún existen las dos Españas de la guerra civil. Pues si80 años después aún existe, me temo mucho que la fractura provocada por Mas y sus acólitos de CiU tardará muchos años en cerrarse. ERC también es culpable y mucho.

Estamos viviendo en una gran mentira que algunos le llaman posverdades. Y no es cierto. Son verdades. Ni han pasado, porque ahí están. Y no estaban antaño porque, hace seis años había independentistas, pero eran unos marginados. Cuando estalló la película de Mas creó un monstruo que lo pagaremos caro. Él vivirá tranquilo con su suelo y aislado de la sociedad. Mientras que la gente en la calle estará fragmentada. Y no sólo la gente de la calle. Este advenedizo ha conseguido romper familias. Hay muchas personas que nunca más volverán a tener la misma relación por culpa de la locura de un hombre. Es una locura. Es la locura de Mas. Peor esta locura ha fragmentado un país, un estado o una comunidad autónoma. El nombre es lo de mismo. Lo importante es que existe algo que nunca había existido. Ese es su legado y, la verdad, es muy patético haber dejado esto a las generaciones futuras.

Y lo malo no es el legado. El problema es que la historia ha llegado, por poner un símil, a un dique seco. A día de hoy los pastorcillos están moralmente tocados. Y no es una tontería, es una realidad. A pesar de los empalmes que puedan tener cuando los patriotas van al juzgado, la realidad es que están perdiendo terreno. Cada día pierden un poco más. Y un poco más. Y un poco más. Lo de hace cinco años no es lo de hoy. Como escribió Neruda: Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. Y no son los mismos. Ni lo fueron antaño, ni lo son hoy en día. El problema es que algunos creyeron que o lo eran o lo serían.

Se les está desmontado la película. Eso es difícil de superar. Y más cuando una serie de personajes, de pastorcillos, pensaban que llegaban para quedarse. Lo cierto es que llegaron, pero no se quedaran. Es cierto que, desde antaño, han existido independentistas Estos han sido una minoría en Cataluña. La realidad es esta. ERC ha existido desde la democracia. EL momento más álgido fue cuando Pujol eligió a Heribet Barrera presidente del Parlament. Fue un reconocimiento a no sé qué historia del pasado. A partir de entonces su papel fue comprimario. Con el tripartit consiguieron un papel secundario. Lo peor de todo es que gracias al mesiánico Mas, un personaje oscuro y gris como Junqueras acabará siendo presidente de la Generalitat. Ni en sus mejores sueños se lo creyó nunca. Gracias a Mas Cataluña se ha dividido en dos y Junqueras será presidente. Demosle las gracias a Jordi Pujol por su visión de futuro.

Los de ERC saben muy bien que la estrategia de Junts pel Si no funciona. Lo peor que es son conscientes que se vendieron a Mas. Esto no se lo perdonan. Por este motivo -y no por otro- ERC se ha comido políticamente a CiU. Su odio reside en este aspecto y no por una lucha de poderes, pues los de ERC nunca han pretendido o han aspirado a tener más poder que el supuestamente conseguido a través del sufragio de las urnas.

El problema reside en un hecho. ERC sabe la verdad y esta duele. El amigo Mas no quería la independencia de Cataluña, sino negociar con Madrid. Todo el tema del procés era una estrategia de presión para que Madrid se posicionara. A Mas se le ha escapado de las manos. Es más, ha perdido él el norte y sus acólitos subvencionados. Empezando por la ANC y terminando por Òmniu. Con lo cual, la presión se ha convertido en una arma de doble filo. Y un arma muy peligrosa.

¿Por qué lo digo? Los miembros de ERC tienen muy claro una cosa. Después del llamado choque de trenes Cataluña se convertirá en chatarra. Es cruel, pero es la realidad. Personalmente piensan que no es necesario un referéndum. Están convencidos que lo mejor es pactar con Madrid. Este pacto pasa por unas elecciones. Se sacaran de encima la antigua CiU. También se sacaran de encima a las CUP. Junqueras con las manos libres y con el apoyo de los Comunes irá a Madrid y pactará. Habrá muchos frustrados con el sistema y ERC caerá en picado, pero como mínimo evitará el choque de trenes, la chatarra y salvara los muebles. El problema del procés es que cada día tienen menos base social. Han de trabajarse el futuro y este pasa por Madrid. Es posible que tengan mayoría en el Parlament, pero no socialmente. Y esta realidad es inexpugnable. El procés se pactará y finiquitará en Madrid. Esta realidad les duele a los separatistas, pero saben que de no hacerlo están tocados y hundidos.

César Alcalá

Historiador

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.