Cansados del procés

febrero 11 09:55 2017 Print This Article

César Alcalá

Continuamos dándole carnaza al empalme. Llevamos tres semanas sobre él y, la verdad, uno empieza a cansarse de todo este espectáculo. Y me parece que no soy una excepción. Muchas personas están empezando a estar hartas de tanta perfomance que poco tiene que ver con el procés o con el independentismo o separatismo. Todo lo que está sucediendo estos últimos días es otra cosa.

Alguno lo podría definir como salvar el cuello. Y es que, por muchas mentiras que hayan dicho, por mucho que intenten maquillar la verdad, la gente se está dando cuenta que todo esto es un montaje. Lo ha dicho el PSC, el PNV. Ya no digamos Cs y PP. Lo fundamental y lo bueno es que se están quedando solos. Es más, teniendo en cuenta las palabras de Mas ante el juez, incluso los dejaran sus socios de gobierno.

Y es que Mas recuerda a Prince. Que un día dejó su nombre y se le conoció por un símbolo. Mas ha dejado de ser algo y ahora es el representante de un fracaso. A pesar de TV3 y de 8TV –ambas empresas subvencionadas y muy bien por la Generalitat- que intentaron convertirlo en un mesías o un mártir, la realidad es que nada de todo esto es verdad. Mas representa un fracaso. A nivel personal y a nivel político. A nivel personal porque ha sido desastroso para Cataluña. Es un personaje que la historia hablará de él, pero sin encumbrarlo. Y a nivel político porque ha dividido Cataluña y ha destruido su partido político.

No es el único culpable. Tal vez es la víctima de una estructura. Una pieza dentro de un engranaje llamado 3% o corrupción. Él ha sido el encargado de romperlo todo. Se ha auto inculpado de todo. Esto es normal. Un mártir asume esto. Lo cierto es que no es un mártir, sino un suicida.

Lo peor es que todo este montaje mediático sólo ha servido, o al menos así lo han pretendido, para tapar un choriceo. Y esta es la realidad. Se lo dijo Pujol a Mas. Y éste lo asumió al 100%. Y no está en peligro la democracia. Tampoco se está juzgando la independencia. No se ha llevado a Mas ante un tribunal por lo que piensa, sino por lo que ha hecho. La realidad es inapelable. Hace muchos años alguien se inventó una manera de hacer. Esta consistía en decir muchas veces una mentira. Consideraban que actuar de esta manera era beneficioso, porque así la gente se lo creería. Y si bien es cierto durante un tiempo, la realidad es que la verdad siempre aflora.

La realidad catalana está aflorando. Durante 5 años muchos han vivido una gran mentira. Algunos se la siguen creyendo. Los pastorcillos siempre actúan como rebaño de los que les dan de comer. Que unos centenares o miles de pastorcillos fueran a la performance –muchos de ellos con el billete pagado o obligados por sus empresas- no significa nada. Es un gesto y poco más.

Lo cierto es que una mayoría de la sociedad catalana está hasta los bemoles de toda esta tontería. Están perdiendo el tiempo y, lo peor, es que se podrían hacer muchas cosas con el dinero que se gastó en autobuses, en la ANC, en Omnium o en las asociaciones municipalistas.

Recordemos que hace pocas semanas falleció una niña en Blanes porque sólo hay dos ambulancias medicalizadas en toda Cataluña. Una vale unos 85.000 euros. Con lo que se han gastado estos días y con la performance de Puigdemont en Bruselas podríamos haber comprado 4 o 5 ambulancias. Todo esto lo ve la sociedad catalana. A muchos se les está cayendo la venda de los ojos y creen que ha llegado el momento de dar un giro y empezar a trabajar y a construir una sociedad paralela al procés. Dicho de otra manera. Hay cosas mucho más importantes.

Por lo que respecta a Mas todo continuará más o menos igual. Casi seguro será inhabilitado, aunque no las tengo todas. Quizás es lo mejor. ¿Qué quiero decir? Si los jueces deciden inhabilitarlo posiblemente Puigdemont avanzara elecciones. Entonces, como ya he dicho alguna vez, ganara Junqueras y se llegará a un pacto con el gobierno central.

Situaciones como las que se están viviendo ahora en Cataluña se vivieron, no hace mucho, en el País Vasco. Tanto el gobierno central como el vasco fueron inteligentes negociando y consiguieron calmar una situación que no era ni más ni menos grave que la actual en Cataluña. Si se trabaja bien los pastorcillos volverán al redil y las aguas volverán a su cauce. Siempre habrá personas que tengan como ideología la independencia. Siempre las ha habido y siempre las habrá. Aunque, claro, son una minoría. Las cosas se pueden arreglar y no es complicado siempre y cuando se actúe con inteligencia. Ahora bien, la pregunta es: ¿el coeficiente de algunos políticos catalanes permitirá trabajar inteligentemente?

César Alcalá

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.