Caprichos caros

Febrero 01 07:35 2017 Print This Article

De los 751 diputados del Parlamento Europeo, fueron 40, según los organizadores, en realidad se habla de 12, los que acudieron a la conferencia victimista-triunfalista que los separatistas catalanes les montaron a domicilio. Faltaron más de un 95%, sin embargo, afirman las crónicas que en un recinto con un aforo de  350 personas estuvieron presentes 500. ¿Quiénes eran los 460, o 488,  asistentes no diputados? La incógnita nunca se desvelará, la organización no ha facilitado, ni facilitará, datos de afiliación. El señor Romeva afirmó que era falso que hubiesen pagado a gente  para rellenar  la sala, pero, lo que sí se sabe es que hubo grupos que viajaron expresamente de Catalunya a Bruselas para el acto. Es ingenuo pensar que para oír lo que en Catalunya se reproduce a diario (ver los debates de TV3 y 8TV), cada uno se pagara lo suyo.

La Generalitat publicitó la invitación a la arenga en el Financial Times (Reino Unido), Le Monde (Francia), Il Corriere de la Serra (Italia) y el De Standaard (Bélgica). Tan solo ese último anuncio tiene un cierto sentido, los demás son tirar el dinero: 127.000 euros, pero, no importa, el país es grande y económicamente fuerte y no repara en gastos, aunque luego tenga que recurrir a los maratones para recaudar fondos para la investigación médica.

Dicen que la mayoría del público se puso de pie (los 150 que no pudieron sentarse, no tuvieron necesidad de hacerlo) para recibir y despedir con una fuerte ovación a los oradores. Esta es una reacción que cualquier espectáculo lúdico consigue con facilidad y más cuando la claque cumple su cometido con precisión. Catalunya no se merece esa parafernalia surgida del artificio y del engaño. Ni un solo embajador ante la UE, se tomó la molestia de escuchar en directo al señor Puigdemont. Si no lo hicieron en directo teniendo ocasión de hacerlo, difícilmente lo harán en diferido, a pesar de que se insiste en que todos los embajadores tienen encima de la mesa el dossier de la polémica catalana. Es mentira, ni tan siquiera han pedido a su secretaria que abra un dossier.

En contra del objetivo esperado, la conferencia ha consolidado la posición del Gobierno español y, consecuentemente, no ha conseguido ningún apoyo adicional para la causa separatista sino que ha puesto de relieve que los estrategas independentistas andan del todo perdidos también en temas diplomáticos y de difusión internacional. No dan pie con bola. Deberían pedir consejo al Ministerio de Asuntos Exteriores español o que éste les organice un cursillo acelerado de formación.

En el estrado llamó la atención la ausencia del señor Amadeu Altafaj, representante permanente (no reconocido por la Comisión) de la Generalitat ante la UE. ¿Habrá caído en desgracia por su inoperancia? ¿Cuánto cuesta este señor entre salario y dietas? Barato no ha de salir.

M. Riera

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.