Siempre ganan los buenos

enero 15 20:38 2017 Print This Article

Josep Ramon Bosch, expresidente de Societat Civil Catalana

Este está siendo un buen inicio de año para todos los que creemos en la libertad, la democracia y nos oponemos al “procés” secesionista que una minoría ruidosa y poderosa quiere imponernos al conjunto de los catalanes. Ya habrán leído más de un artículo sobre la importancia que tiene que el Tribunal Constitucional Alemán haya dejado claro que un länder no puede convocar un referéndum separatista ya que la soberanía reside en el conjunto de los alemanes y no sólo en una parte…También habrán visto muchas opiniones sobre el auténtico jarro de agua helada que significa para las aspiraciones independentistas, el que una publicación de primer nivel como es la revista americana “Político” haya colocado al president de la Generalitat, Carles Puigdemont entre los personajes del panorama político que pueden suponer un peligro para Europa el año 2017…junto los hackers rusos o Beppe Grillo…

Dos grandes mentiras sobre los que se ha edificado el “procés” – el que España es un país de escasa calidad democrática por que no admite que se haga una consulta independentista y que los líderes catalanes son vistos con simpatía por el mundo- han sido desmontados en unos pocos días…

Un suceso importante, pero que no debe llevarnos a lanzar las campanas al vuelo ya que si de algo anda sobrado el “procesismo” es precisamente de falsedades sobre los que fundamenta muchos de sus discursos.

De hecho el independentismo es una gran factoría de inventar patrañas y difundirlas. Habitualmente para apoyar su propaganda, pero también, y eso es especialmente perverso, como fórmula de destrucción de todos aquellos que no comulgan con sus ruedas de molino con sus posiciones y las combaten. En Catalunya, funciona una maquinaria perfectamente engrasada cuyas armas son la difamación y la mentira cuyo objetivo es presionar o directamente asustar a los no independentistas más beligerantes.

Por todo ello, la noticia que me parece más destacable para iniciar el año no es la sentencia alemana ni el artículo de la revista Político, sino el reciente archivo de la querella que el grupo Drets presentó contra el expresidente de Societat Civil Catalana, Josep Ramon Bosch.

Básicamente por qué la querella presentada por una entidad netamente independentista, contra Bosh estaba basada en una serie de pruebas aportadas por un notorio militante del independentismo radical como es el autodenominado fotoperiodista Jordi Borràs, cuyas informaciones han quedado en entredicho en más de una ocasión. Era evidente, desde el primer momento, que se trataba de una querella presentada contra Bosch con una clara finalidad de persecución política. Era claro que con la querella se quería destruir a un primer espada de la Catalunya constitucionalista.

Con el archivo de la querella sin duda ha ganado la verdad.

Ahora, con la sentencia alemana, con el artículo de público, con la constatación de la inocencia de Bosch es evidente que en Catalunya están empezando a obtener sus primeras victorias los partidarios de la libertad, la verdad y la democracia… Posiblemente no serán las últimas. Todo empieza a apuntar en este sentido.

Esperemos que así sea: en una historia con final feliz al final siempre ganan los buenos.

 

Joan Fornells Barnils

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.