Análisis de texto pastorcillo

enero 03 07:12 2017 Print This Article

César Alcalá

Esta semana vamos a hacer un análisis de texto. Así se llamaba en mi época. Hoy en día es comprensión lectora. Qué tiempos aquellos en los cuales el comentario de texto desgranaba toda la intención y no intención de lo escrito por el escribano o autor. Hoy en día se quedan en la superficie y poco más. Como comenta un buen amigo, los de nuestra generación tenemos alma renacentista y nuestros hijos han perdido algo muy importante que es el interés por todas las pequeñas cosas que forman el conocimiento global. En fin, el comentario de texto es sobre esta frase:

Els que asseguren que és impossible no haurien d’interrompre als que ho estem intentant”.

El motivo del comentario es una nota en la cual se dudaba de que en el 2017 Cataluña fuera independiente. Estos pastorcillos del independentismo no paran de decir que el nivel democrático de España es medio, tirando a bajo. Protestan de la democracia existente desde 1975 porque les impide hacer lo que ellos quieren. Esto es, saltarse la ley a la torera.

Lo hemos visto en los casos de Vic y Berga. No van a declarar y, cuando los mossos d’esquadra se los llevan, montan una patum espectacular. Sin tener razón, la quieren tener. La obligación de todo el mundo es cumplir la ley. Si esta dice que debes ir a declarar, uno va y punto. Todo lo demás es saltarse a la torera la democracia. Pero, claro, como que la democracia no les es positiva, argumentan que España tiene un bajo nivel democrático.

Lo cierto es que son ello los que tiene un nivel democrático muy bajo. Y lo demuestra la frase que estamos analizando. Uno, en democracia, puede pensar lo que quiera. Siempre y cuando respete a los demás se puede expresar libremente. Dicho de otra manera, los que consideramos que Cataluña es España y que nunca debe independizarse, tenemos el mismo derecho que ellos a expresarnos. Es más, debemos levantar nuestras voces y proclamar lo que es de derecho o, como mínimo, lo que consideramos que es nuestro derecho. Lo contrario sería castrar nuestro derecho de expresión y nuestra democracia.

Como se puede comprobar en la frase que analizamos, el pastorcillo en cuestión coarta la libertad de expresión y pide al mensajero que se calle. Dicho de otra manera, al considerar que sólo él tiene razón, todo lo demás debe quedar oscurecido y tapado. No debemos interrumpir lo que están haciendo.

Encuentro esta frase inaceptable. Como alguien puede pretender que los demás –aquellos que no piensan como él- se callen. Es más, les guste o no, hay personas que piensan de manera diferente y tienen todo el derecho de protestar y expresar su pensamiento. Pedir que algo no se interrumpa es sectario.

Aunque, claro, muchos de estos pastorcillos tienen como marchamo el sectarismo. Ya lo demostraron en la década de los treinta del siglo XX. La guardia de korps de los Badia y Estat Català eran tan peligrosas como las camisas negras de Mussolini o las camisas pardas de Hitler. Sólo hay que reproducir la foto de los militantes de Estat Català concentrados en la Avenida María Cristina de Barcelona.

Y aquel estilo lo han trasladado al día de hoy. De una manera más sutil e inteligente. Por eso muchos de ellos fueron a colegios de pago. Ahora ya no tienen escoltas con correajes ni camisas a juego con el pensamiento. Ahora tienen una pansa de “intelectuales” que hacen el trabajo sucio. Dicho de otra manera, que intentan acallar a todos aquellos que piensan de manera diferente.

A esto se le llama pensamiento único. Y, la verdad es que algunos ya estamos hartos del pensamiento único, de mentiras y de falsedades. Estos pastorcillos no nos podrán hacer callar, porque no nos dominan. Aunque lo piensen, no es cierto. No nos dominan y nunca nos han dominado. Hemos hecho el tonto durante algún tiempo, les hemos dejado ganar terreno y se lo han creído, pero la realidad es como la energía, ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. Y ellos han querido transformar una realidad inexistente. Hora es ya de volver las aguas a su cauce.

Por eso, para empezar el año y siguiendo con nuestro comentario de texto, decirle a este y a todos los pastorcillos que, mientras ellos están haciendo un trabajo baldío, nosotros trabajamos para establecer el status quo. Al final quedará un 15% de pastorcillos que seguirán pensando igual. Este porcentaje está dentro del cálculo normal y no altera el producto final. Sabemos que no siempre todos están de acuerdo, pero el status quo supera este 15% y lo empiezan a demostrar las encuestas.

Por lo tanto, dejemos de ser sectarios –aunque algunos lo lleven en sus genes- y trabajen ustedes en su utopía, mientras nosotros lo hacemos sobre realidades. Con este comentario finalizo este comentario de texto a pocos días de la epifanía del Señor.

César Alcalá

Historiador

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.