Los pastorcillos de Famosa

noviembre 15 07:29 2016 Print This Article
César Alcalá

César Alcalá

El pasado domingo hubo en Barcelona una performance organizada por una serie de pastorcillos que viven de la independencia. Uno de ellos, en su momento, fue una organización lucida y prescindible. Las otras dos las creo el todopoderoso y efímero Mas para conquistar una cima que nunca ha existido. Y era lógico que la AMI y la ANC convocaran la reunión de pastorcillos. Estos personajes o personajillos viven -y algunos muy bien- de la independencia. Es importante decir “de”, porque ninguno de ellos quieren vivir “en” la independencia. Es más productivo vivir de que no en. Por eso fueron a manifestarse. Ómnium ha perdido el norte y actualmente también viven de y no en. En su momento se movilizaron contra Franco. Pero, claro, cuando el dictador murió se quedaron huérfanos. Lo mismo le pasó a Llach y a otros pseudo intelectuales y cantautores que perdieron el norte. Ahora necesitaban la independencia para poder pasar los últimos años bien. Es decir, comer caliente y dormir con sábanas y manta. De ahí todo.

Estos o estas organizadores u organizaciones convocaron a los pastorcillos. Al final consiguieron reunir a 80.000 personas –en realidad fueron 30.000-. La mayoría de ellos hiperventilados. ¿Qué queremos decir con ello? Hace años se hubiera llenado mucho más el lugar de concentración. El otro día cuatro gatos. Y no exagero. El tema independentista está perdiendo fuelle. Tienen que sacar a la calle a la gente, que desempolven las banderas, que suelten una, dos o tres consignas y marcharse a casa calientes como simios. Pero, claro, al día siguiente se deshinchan. La independencia está en horas muy bajas. Cada día queda menos para que se convierta en algo residual.

Es cierto que en Cataluña siempre ha habido independentistas. Es lícito y respetable. Pero han sido pocos, muy pocos. Lo normal, como siempre, es que haya personas que piensan de manera diferente. Existen aquellos nostálgicos que aún siguen votando a Falange o a partidos de ultraizquierda o a formaciones residuales. También el independentismo lo fue hasta no hace mucho. Antes del tripartito era un partido residual y fue CiU el que lo convirtió en lo que es hoy en día.

Volvemos a repetirlo. Este creció gracias a la inoperancia y poca praxis se un señor Mas que, al llegar, lo estropeó todo. Su incompetencia -es uno de los políticos menos  lucidos que ha dado España-. Como que no sabía qué hacer con el agujero dejado por el tripartito y como le faltaron bemoles para decir que Cataluña estaba en suspensión de pagos por culpa de la mala gestión de PSC – ERC – ICV, le dio la vuelta a la tortilla y se inventó que España nos robaba y que Cataluña se merecía ser independiente para ser más mejor.

A Mas le faltaron redaños para decir que los ladrones habían sido los anteriores. Que los suyos también habían robado. Que el país estaba en quiebra porque o se robaba o se gestionaba mal. Y, como él no era gestor y tampoco sabía gobernar, dio una patada hacia arriba y así estamos. Con el país aún en suspensión de pagos, pagando toda una serie de pastorcillos indocumentados y analfabetos, y sin saber lo que haremos mañana. A Cataluña le falta un gestor que tenga las ideas claras y que ya hoy sepa lo que quiere ser cuando sea mayor. El problema es que dicho político aún no ha aflorado.

Y mientras sigamos así las cosas evolucionaran poco en positivo. Aun nos queda mucho por hacer. No será fácil, pero conseguiremos sacar adelante la futura Cataluña que siempre será y formará parte de España. Ya forma parte de ella, pero algunos no se quieren dar cuenta.

Y para ello tenemos que trabajar muchas personas. Algunas desde la sombra. Otras en primera línea. No importa el lugar ni la situación. Lo realmente importante es conseguir un único objetivo: romper la hegemonía de estos pastorcillos y devolver a la sociedad una estabilidad que, por culpa de Mas y sus acólitos, hemos perdido.

También nos queda regenerar, volver a crear, sacar de las tinieblas un partido como Unió Democrática de Catalunya. Partido clave en la evolución de la próxima estructuración de Cataluña. Sin ellos nada es posible. Y sé de buena tinta que lo están haciendo. Adelante y suerte.

Para finalizar hemos de decir no y sacarles los colores a personajillos como la alcaldesa de Berga. Un personaje que se negó a ir a ver al juez pero que, cuando estuvo delante de él, cantó hasta la de El manojo de rosas –no cantó Canço d’amor i de guerra o la Legió d’honor, porque estos pastorcillos desconocen que existen zarzuelas en catalán-. La ley es para todos igual. Y los que la desobedezcan deben ir o a la cárcel o deben cumplirla. Como se decía antaño: la ley es la ley y no se la salta ni el Papa ni el Rey.

Con el tiempo conseguiremos devolver el status quo a esta sociedad que ha perdido el norte y ha sufrido mucho por culpa de los independentistas. Y, como he dicho antes. Con el tiempo debemos conseguir sacar adelante la nueva Catalunya y decirles a todos estos pastorcillos independentistas, con orgullo, que nuestra nación es Cataluña y nuestro país es España.

César Alcalá

Historiador

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.