Societat Civil Catalana: viajen con nosotros

noviembre 10 07:51 2016 Print This Article
Mariano Gomá

Mariano Gomá

Siempre he creído que la vida para una persona es un conjunto de estaciones de tránsito que se van sucediendo en el tiempo y cada una de ellas es una experiencia irrepetible al igual que van componiendo la cadena de eslabones que al final no será ni más ni menos que la traza de nuestro paso por el mundo como arena del desierto o agua en el mar.

Éstos días ha partido ya un tren hacia una nueva estación de mi vida y ahí voy con mi mochila repleta de programas y energía, pues es un trayecto en el que voy a defender la profunda emoción de ser catalán integrado en el sentimiento de ese conjunto de pueblos que conformamos ese país del mundo llamado España.  Como tantos otros, éste espacio de tierra donde convivimos los españoles, se ha tejido a lo largo de los siglos, con las hebras de antiguas culturas, mezclas de sangre fruto de tantas invasiones portadoras de sus costumbres, tradiciones y lenguajes para dejar el poso en nosotros de la historia de ese continente llamado Europa, ese mar Mediterráneo y el inmenso océano Atlántico.

Ya las propias hecatombes tectónicas ocurridas en nuestros miles de años de formación del planeta dibujaron las formas de tierras y mares, islas y penínsulas;  y en ellas nos hemos ido desarrollando los seres humanos en el viaje de la vida que hasta el momento nos ha traído hasta aquí. Y en ese gran y compacto territorio de la península ibérica encaja la pieza de España sin que sus cordilleras, cuencas hidrográficas y valles dibujen fronteras;  y en esas tierras nos hemos ido acomodando y desarrollando los pueblos, viviendo del campo, del ganado y del mar mientras hemos mantenido nuestra particular forma de comunicarnos verbalmente en el respeto de aquellas tradiciones recibidas por transmisión entre generaciones que siempre han defendido su orgullo de raza.

Nuestra especial y estratégica posición en el mediterráneo que ha sido la cuna de la civilización occidental y a un paso del enorme continente africano donde se hallaron los vestigios más antiguos de la andadura humana,  ha provocado todas las tragedias y riquezas de habernos pasado por encima pueblos y culturas invasoras que de forma natural han creado mestizajes, precursores del mestizaje total que en pocos años viviremos.

Y en un pequeño espacio de esa aldea global tiene lugar mi viaje catalán en el tejido español donde me siento cómodo con la gente que me rodea, de idéntico calor de sangre y que cree lo mismo que yo mientras se comparten alegrías y sinsabores.  Por todo ello hoy en mi tren, voy en camino a defender la unidad de los pueblos españoles avanzando juntos en la gran familia europea que a su vez forma parte de una humanidad finalmente responsable de los destinos del planeta y del género humano.

Las comunidades a las que pertenecemos se unieron precisamente a lo largo de la historia voluntariamente para ser más fuertes, defender eficazmente intereses también comunes compartiendo así mismo bienes y producción de forma cooperativa  al objeto de evitar el fracaso y la inútil subsistencia de minúsculas acciones individuales. Hoy en nuestro frágil sistema de bienestar debemos más que nunca seguir defendiendo esa unidad de acción frente a los suicidas y destructores intentos de división y aislamiento territorial que inevitablemente nos van a conducir al enfrentamiento social y familiar, no solo con nuestros vecinos y compañeros de andadura, si no lo que es peor y más cruel, entre nosotros mismos los catalanes.

Y ese es sin duda el camino de ese tren en el que por supuesto viaja ese pequeño grupo de personas maravillosas y entregadas que llevan el peso de la acción y resistencia cotidiana, así como  los miles de seguidores colaboradores y simpatizantes que conforman el cuerpo de Societat Civil Catalana. Pero es que hay más, toda esa masa social silenciosa y discreta que representa la gran mayoría del pueblo catalán y que piensa como nosotros aunque no se manifieste ruidosamente en las calles ni alardee de movilizaciones, debe finalmente despertar, activarse y proclamar con los procedimientos legales y democráticos que nosotros mismos nos hemos impuesto, aquella sonora y poderosa voz que de forma contundente establezca que unidos los pueblos españoles llegaremos mucho más lejos y en mejores condiciones, siendo con ello mucho más evidente también la cultura, el prestigio y orgullo del pueblo catalán al que nos honramos en pertenecer.

Por ello circula nuestro tren, el tren de Societat Civil catalana con confianza y seguridad en nuestro futuro común. ¡Súbanse al tren y viajen con nosotros!

Mariano Gomá

Presidente de Societat Civil Catalana

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.