ERC ni convence ni vencerá

Octubre 18 06:09 2016 Print This Article
César Alcalá

César Alcalá

Esta semana quería hablar sobre la piel fina de algunos pero, al final, me he decantado por plasmar un análisis del pensamiento o la idea que tiene algunos o todos los miembros de ERC. En primer lugar decir que existe una cierta irritación dentro de esta formación y que encabeza Oriol Junqueras. El motivo es obvio. Si durante un tiempo la iniciativa y el partido que había llevado la voz cantante de este movimiento separatista o independentista había estado en manos de ERC, desde hace un tiempo los “tempos” y el peso ha cambiado de bando y lo marca otro partido. La figura de Puigdemont está eclipsando la de Junqueras y esto no gusta a ERC.

Por lo tanto están tomando posiciones y las consignas son claras. Hay que resistir porque saben que, tarde o temprano podrán vender que la “separación” de España ha sido gracia a ellos. De ahí que hayan empezado a trabajar a favor de configurar o moldear ese futuro. Y este se irá incrementando con los meses hasta llegar al clímax. Este ocurrirá en septiembre. Todo esto es teórico, pues ninguno de los líderes está por un referéndum –porque saben que lo perderán- o por una separación –no deseable por nadie-, como ya expliqué hace unas semanas. Pero esto no pasa en las capas medias i bajas de la político catalana.

En municipios dominados por ERC –en las alcaldías o en coalición- se piensa de manera diferente o, dicho de otra manera, se está trabajando para llevar adelante los inputs que reciben de la dirección de ERC. Lo fundamental para ellos es llegar al mes de septiembre teniendo en sus manos la alcaldía o aguantar esa coalición. Eso es primordial. Nunca se perdonarían que, después de todo, Cataluña se separara de España y ellos no fueran alcaldes de sus municipios o poblaciones o no formaran parte de un gobierno en coalición. Por eso, pase lo que pase mantendrán esos cargos si o si.

Decimos trabajar pero, lo importante es la gestión. Hasta el momento presente se ha gestionado poco y mal. Es conocido que en estas poblaciones es irrisorio lo que se ha hecho. El motivo es claro. Han estado trabajando para darse a conocer. No olvidemos que muchos de ellos eran unos grandes desconocidos por la mayoría de la gente y que consiguieron los resultados electorales gracias al voto más joven y a esa mal llamada “deriva independentista” muy en boga en ese momento. También saben que ese efímero triunfo, de repetirse las elecciones, no volverá a producirse. No importa. A ellos les da igual las próximas elecciones. ¿Por qué?

Esta política de calle, por definirla de alguna manera, se está llevando a cabo por un motivo: la falta de experiencia. Hasta el momento presente la inmensa mayoría no habían tenido contacto con el poder. Era más un sentimiento que un conocimiento. Al encontrarse con esa espada de Damocles encima se han dado cuenta que no saben gestionar y deben suplir esa carencia ofreciendo otra forma de gobierno. Y este es salir a la calle y vender humo.

Esto tiene un efecto boomerang. Tarde o temprano la sociedad se dará cuenta de sus carencias. Estas, que son grandes, son difíciles de gestionar si no se sabe por dónde empezar. Ahora bien, es un tema que poco preocupa. Todos ellos tienen un objetivo y es llegar, como sea, a septiembre de 2017. Están más que convencidos del éxito del referéndum y que al día siguiente serán independientes. Conseguido este objetivo lo demás es sencillo. Se eternizaran en sus cargos porque, claro, están convencidos que no se podrá votar a otra persona o personas que no sean ellos. Con el tiempo empezaran a gestionar –contratando a personas capacitadas- y todo se arreglará.

Este pensamiento ha calado en toda esta parte social de la política llamémosla municipal. Están convencidos de su éxito y consideran que es un deber con la sociedad estar al frente de este baldío sueño. Parodiando a alguien, buenos o malos gestores, están convencidos que la sociedad les perdonara sus errores porque la estelada lo aguanta todo. Y bajo éste epígrafe se consideran los portadores de la verdad más absoluta y con patente de corso para hacer lo que les dé la gana.

No se dan cuenta que el proceso está degradando otras cosas. Tampoco se dan cuenta que sus sueños, como dice Segismundo, “sueños son”. El llamado problema catalán lo podemos trasladar a mucho antes del 1714. El conde-duque de Olivares fue destituido como consecuencia del Corpus de sang. A lo largo de la historia ha habido movimientos que han intentado –sin suerte- no lo mismo de ahora, pero si algo similar. En el pasado no ocurrió nada y, hoy en día, pasará lo mismo. Como escribí el problema independentista se resolverá en Madrid y no queda tanto tiempo para que se dé por finalizado el conflicto.

¿Entonces qué? La realidad imperará y alguien se dará cuenta que la broma se ha acabado. Que muchas cosas están hechas unos zorros y que los gestores no han hecho su trabajo. Aquella partidocracia que han intentado imponernos se desvanecerá como el humo. Nada es lo que parecía y un país mejor es posible, pero sin ellos. Esta lucidez imperante actualmente se desvanecerá y la luz aflorara. Para algunos será muy frustrante darse cuenta de la realidad. Sera trágico despertarse del sueño y darse cuenta que nada es lo que parecía y que no lo había sido nunca.

Por eso, durante estos meses habrá pocos cambios. Levitaremos e intentaremos sobrevivir como podamos. Algunos se pondrán de perfil y esperaran su momento. Otros se olvidaran de pactos o mejoras estructurales y de país. Los más seguirán en sus casas. Y sólo unos pocos vivirán esperanzados. Serán tiempos difíciles pero, como ocurre siempre, después de la tormenta sale el sol. El problema es que la tormenta, a veces, es evitable y puede disipar proyectos imprescindibles. La realidad sólo es una y por suerte lapidaria: su pensamiento independentista ni convence ni vencerá.

César Alcalá

Historiador

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.