Pedro, el cabrero

Septiembre 29 19:46 2016 Print This Article
José Manuel Gómez

José Manuel Gómez

Te lo dije Sr. “No”, deberías haber empezado el “game” que te hubiese permitido golfear alegremente por la amplia pradera plena de orégano del amplio reino para así poder volver a dominar sus calles con esa supuesta pericia, si la tienes, y que tú propio empecinamiento no te ha dejado demostrar, y que dudo mucho que ahora los tuyos te permitan rectificar dándote otra nueva oportunidad.

En cierta manera, salvando las distancias, me recuerdas en genio y figura al Sr. Mas en su día, cuando pletórico saltó al ruedo después de años de estar encerrado por la pinza del Tripartito, pues solo con atisbar su silueta, intuyendo el peligro que representaba, la mayoría que no eran de su asta y molienda, escaparon por el burladero; y la verdad es que el Miura no defraudó a nadie, pues al igual que enjambre de bravas avispas, empezó a pinchar y cornear a diestro y siniestro, -más bien lo segundo- a todo lo que se movía de la foto, y hasta incluso arremetió contra sus propios cimientos que le otorgaba el mismo ordenamiento jurídico y con ello, los de la misma plaza, con tal visceral rematada pericia de auténtica tauromaquia política, que la dejo completamente en ruinas; la cual  reconvirtió  milagrosamente desde la ciudad de los prodigios en  escasos tres días, en sorpresiva carpa de auténtico circo internacional, llenándola a rebosar de refutados trapecistas, a cual más chistoso intelectual y jurídicamente hablando para perplejidad y risa del mundo entero, lo cual  no ayuda precisamente a la imagen que intentamos dar los demás que también nos consideramos parte de la hasta ahora prestigiosa “marca catalana”, pues ya no digo también española, pues se enojan en exceso. Magno galimatías digno de las mejores novelas románticas del género de caballerías, cuyo único objetivo y fin de tanto humo,  podría perfectamente ser el hacer desaparecer, esfumando al famoso muerto del 3%, y así salvar la reputación remendando la hasta ahora sacra honorabilidad del honorable de la misma forma con la que la Celestina remendaba virgos; por lo que la supuesta independencia sería el mero “señuelo” de jugar al despiste con mucho ruido y pocas nueces, aprovechándose de la buena fe de la gente, utilizándola en la calle para sus propios fines, pues notorias y públicas son además sus anteriores manifestaciones respecto a su “inviabilidad legal y práctica”, cuyo rechazo personal a tal opción se puede apreciar claramente en las hemerotecas.

Al margen de las grandes diferencias políticas que representáis ambos, y de ser contextos antagónicos, pues al menos tú te mueves en la legalidad vigente, mientras el otro se ha tirado literalmente al monte; el parecido estaría en cómo estrujáis ambos la ley y las prerrogativas de los reglamentos, tanto sean de los  partidos, como de las respectivas cámaras legislativas en exclusivo interés propio y al más puro estilo del Conde de Romanones. El tiempo también nos dirá, si tú como él, al genuino estilo Atila, aspiras a finiquitar el propio partido practicando la técnica de “tierra quemada” pues además va al pelo con vender “humo”; o aquellos supuestos “crecepelos” que vendían los truhanes del Oeste para risa de las resignadas calvas de sus ingenuos clientes.

Mira que era fácil,  sólo tenías que haber dejado que el partido más votado en las urnas saliera del “tee” (simple investidura al que esta desnudo) , pues con independencia que fuese honorable o no, le correspondía ese honor por haberte batido con holgura previamente en las urnas. Es su derecho, salvo que tú presentases una tarjeta superior de mayoría parlamentaria que no era el caso, y menos si tus potenciales socios eran y son antagónicos, tanto entre ellos, como con tú propio partido, como también respecto al sistema económico y social en el que estamos inmersos, sea justo o no, y que aún de no serlo, sabes perfectamente que no se puede empezar aventuras quijotescas en solitario como te demostraba el ejemplo griego.

Tenías el viento a tu favor, pues con esa clara mayoría parlamentaria, hubieses podido modificar todas y cada una de la leyes que interpretaras  perjudicaban al trabajador, a la libertad de expresión, y cualquier otro derecho constitucional del ciudadano en general; y a la mínima de cambio, hubieses podido sacar la tarjeta roja descalificando al equipo rival con la simple moción- incluso antes pues de terminar la partida en green con el consiguiente “  muerto al hoyo y el vivo al bollo”- ; equipo adverso, que sólo supuestamente iría delante para su sufrimiento propio, al tener que afrontar en solitario todas las ingratitudes del terreno ( bosque, bunkers, lagos) y que te hubiese permitido visualizar para tú ventaja, el difícil camino en esta extraordinaria negativa coyuntura socioeconómica existente tanto nacional como internacional, en la que tú partido en cuanto al país, algo tendría al menos que ver ( paro,  enseñanza, separatismos, prerrogativas bancarias etc.). De haber hecho los deberes, no estarías forzado una ridícula tercera convocatoria de elecciones, obligando al ya más que sufrido pueblo a elegiros de nuevo, sabedor que sois notorios  incompetentes, y que más que amor a vuestro país, os movéis por oscuros intereses bastardos propios y de partido y que, en absoluto responden al interés general para lo cual juráis y perjuráis estáis llamados para realizar esa altruista y desinteresada función. Dais la impresión que os comportáis como muchas compañías de seguros, que encima de pagar el asegurado una prima por asesoría y defensa  jurídica, una vez ocurrido el siniestro, debe contratar a un Abogado para defenderse de ella. Vamos, que más que dignos mandatarios, os comportáis como auténticos enemigos, salvo del digo Diego. En otras palabras, que con representantes como vosotros, sobran los enemigos.

Yo personalmente, de serte sincero, – y no soy el único-  he optado por pensar que lo que realmente buscas, que la piedra de roseta que parece guiarte, es la pura pensión, influencias y prerrogativas excesivas que goza un ex-presidente; pues tampoco ignoro que tienes ya unos sustanciosos ahorros e inversiones de tú exclusiva actividad personal, que en absoluto en modo alguno cuestiono, pero que es obvio, no se corresponde con el  clásico perfil de un militante medio de izquierdas.

De haber sido razonable y un poco más humilde, hace meses estarías diseñando esas necesarias estrategias, tanto para encauzar el país acorde a los deseos de tus mandantes, – y que no es tú clásico “erre que erre que no”-; como también para neutralizar sutilmente al partido que  promete arrebataros claramente el espacio de la izquierda, labor que además hubiera sido relativamente fácil, teniendo en cuenta tanto su clara radicalidad, como su falta de experiencia política; trabajo que te hubiese permitido con casi toda certeza auparte en auténtico presidente en la siguiente legislatura, – sin necesidad de forzar carambolas extrañas, o intentar crear frankensteins políticos-; legislatura que  además, hubiese sido tan breve como fuese tú propia voluntad dada la debilidad del partido gobernante, utilizando para ello oportunamente la moción de censura. En otras palabras, y a sensu contrario, quiero decirte que volver al Norte, después de estos excesos, no será tan fácil  rectificar como para por ejemplo al Labour Party inglés, que pese a sus también permanentes errores con jugar al neoliberalismo duro, actualmente aún tiene la suerte de no tener rivales de izquierda; y en tú caso, con la impronta de tu  ilógica actitud, has empeorando más el ya desolador panorama que podría  llevar al traste a una ideología de solera centenaria que contribuyó a moldear y vertebrar a este país, dejándola en algo  meramente simbólico.

Ese y no otro, será el resultado de tus quimeras y pócimas extrañas, de tus empecinamientos en suma, y no me digas que es por bien de la patria, no!, será por tus propios particulares  intereses, incluso más que los de tú partido, el cual, con la voz de la experiencia de sus mayores, te indicaba el camino lógico a seguir y que ellos, a diferencia de tú clara inexperiencia, si previamente habían andado y de lo cual desdeñaste arrogantemente intentando imponer aquel dicho tan hispano, según el cual, como en las fondas se decía: “ahora manda la nueva y no la vieja”; pues además, siguiendo el refranero patrio, creo que eres de aquellos que atizan: “ que no te gusta el caldo, pues tomate dos tazas”- en este caso de democracia interna del partido-.  Craso error en el que no caían incluso las tribus de las que se predicaba que eran salvajes, quienes sabiamente daban todo su valor a los ancianos y a su experiencia permitiendoles  así sobrevivir como sociedad y sortear los infinitos avatares del azar.

¿ Y ahora qué?. Duro lo tienes, pues se te viene encima toda la caballería pesada, la cual va a tener tanta delicadeza contigo, como tú la tuviste con ellos, es decir, nula; suerte cantada y desenlace del  que difícilmente te van a salvar las faldas de las bases. Así que Pedro, lo dicho al puro estilo castizo, “a lo hecho, pecho”. Otea el horizonte, y cuando veas “la sultana” del Sur asomar, ármate de valor como el león del Mago de Oz, -pues esta vez,  no vendrá precisamente sola-. No te esfuerces en deshojar la rosa como haces eternamente con la margarita, sencillamente, retírate para que al menos esta tenga la posibilidad de regenerarse, pues obvio es, que tú no eras el “elegido”. Aunque no digo que tal vez me vuelvas a sorprender al estilo Maquiavelo y montes un nudo gordiano aún mayor para el futuro desfacedor del solemne entuerto creado en tú máxima errónea del “bueno, el feo y el malo”, puro wéstern en definitiva, pues sabido es que: “quien esté libre de pecado…..”.

Ya se que me dirás que la única ilógica es la de no dimitir el Sr. Rajoy, y en consecuencia no es problema del P.S.O.E.; no obstante, no es tan simple ni sencillo, pues aún así la lógica humana ante dicho evento de quien dice tener “sentido de estado”, debería ser contribuir a tener un gobierno real y efectivo, aunque fuera como mera “transitoriedad” con la efectividad de la eventual moción de censura, evitando así la ya eterna “provisionalidad” actual con el consiguiente descrédito internacional político y con ello, el consecuentemente riesgo financiero de nuestro país; más en un momento único de certera transformación de la U.E., una vez que la U.K., ha dejado de bloquearla.

Mirando desde otro prisma esta misma ilógica del P.P. que es cierta y alegas; observarás que también te fuerza a la lógica propia, en cuanto que tal actitud de la derecha, provoca aún así, un claro incremento continuo a tal partido  en las urnas – voto útil- que obviamente tú partido no sabe capitalizar, aspecto clave que te tendría que hacer recapacitar, debiendo en consecuencia ser  muy prudente el intentar forzar de nuevo  las urnas, más desde la experiencia reciente de Galicia y Euskadi.

  Como paradoja final, esa curiosa lógica del voto útil que genera esa ilógica de no dimisión del Sr. Rajoy, –  resultado directo del separatismo y de evitar la incerteza económica- como clara sabiduría del pueblo de optar por el mal menor-  observa que se invierte, pues con tú lógica, generas ilógica.

Me explico, para que veas que no eres tan buen timonel como crees ser. Con tus actos, entre ellos los últimos de contactar y buscar apoyos con sectores separatistas, aún en el supuesto que fuese aparentemente sin contrapartidas – que salvo algún ingenuo, nadie cabalmente se lo creé- , estas creando a su vez más voto útil para el P.P., lo cual a su vez certificará aún más tú propio R.I.P., frente a los tuyos. Pero no sólo eso, y esto es lo más importante, intentando con tú actitud inicial no dar alas al separatismo, en realidad, estás provocando el efecto contrario, pues una vez caigas tú, generarás muy probablemente la caída del Sr. Iceta y con ello pondrás al PSC. en manos de la Sra. Parlon, más proclive a alejarse del PSOE., y más partidaria del derecho de decidir, razón última en definitiva por la que te asevero que el puesto de mando que anhelas se te hace grande.

Si es cierta  la enorme complejidad de los factores que confluyen en este país, en especial y como principal, la ya clásica ilógica separatista de unos cuantos, -con clara tendencia a ser aún menos- cuya ilicitud, tanto en derecho interno como internacional, consigue aún así la ingobernabilidad del propio país, por lo que podría afirmarse aquello de que : “ni están todos los que son, ni son todos los que están”, pues no por nada “ Spain, is very different”, atipicidad y tanto de culpa en el que el T.C., tiene mucho que ver por temblarle el pulso al momento de imponer la legal, vigente, legitima y aplicable norma de conducta a los “irresponsables políticos” con claro síndrome del emperador, típico de los “díscolos”, con cuya ilógica e ilícita actitud están poniendo en riesgo la misma paz social que es valor jurídico primordial y fundamental para cualquier Estado democrático, social y de derecho; “políticos” que curiosamente después de atropellar toda norma estatal, se quejan de que sus jóvenes a su vez incumplen y no respetan su propia autoridad, caso de los disturbios en “Can Vies de Sants”, graves hechos que provocaron que un responsable de la extinta CiU. manifestara : “Algunos ciudadanos tienen verdaderos problemas para entender las mínimas normas cívicas y jurídicas”. Pero al menos de esto Pedro, en modo alguno te voy a hacer responsable por superar tus propias competencias y hasta la propia lógica humana, pues por desafiar, desafía la misma ley de la gravedad al ser otra dimensión “desconocida”, o tal vez no, y sea que vuelve el vetusto derecho feudal y tal vez hasta el mismísimo “derecho de pernada”. Pardiez!. Pobres siervos de la gleba!

José Manuel Gómez

Abogado

 

 

 

 

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

1 Comment

  1. Milagros
    Septiembre 30, 00:04 #1 Milagros

    Otro interesante artículo al cual , si me lo permite el escritor, quiero ponerle mi guinda particular.
    Lo que el viento se llevó; Pedro se ha pasado meses desojando la margarita , ( Ciudadanos si , Podemos no ,)
    como un enamorado Don Juan que no sabe a quién elegir.
    Qué esperabas Pedro ?. Es difícil que el tren pase dos veces por tu puerta . Como ave de rapiña ,la Sultana andaluza “Susanita”, pero sin ratón , ha aprovechado tu indecisión , y ahora te has quedado sin pareja .
    Los voraces lobos están al acecho , y si nada lo evita,
    tu sillón te será arrebatado, si no por la Sultana ,
    por alguien astuto-ta ,más raudo-da y veloz.
    Lo tenías todo, presencia , carisma, y un “aprobado”orador… Te falto don de mando ? , inexperiencia ?. Yo diría que te faltó valor ¡¡¡.
    Proliferan malos tiempos para él ya más que tocado PSOE ¡ …me temo que la lucha será feroz, y solo espero que no paguemos como siempre , los ciudadanos ,que lo único que hacemos siempre ,es esperar con paciencia e impotencia, el buen hacer ,de los que elegimos como gestores de nuestros impuestos.
    Cuanto más tenemos que esperar para que esta situación se acabe y este país tenga un gobierno ?
    La manipulación a que somos sometidos los ciudadanos es digna de épocas pasadas , o de que nos hemos convertido en personas sin dignidad ?……Quizás ?

    Reply to this comment

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.