Más política y menos teatro

septiembre 28 06:30 2016 Print This Article
Vera-Cruz Miranda

Vera-Cruz Miranda

En los últimos tiempos la política catalana se ha convertido en una especie de tragicomedia en la que sus personajes luchan incansablemente contra la fatalidad y el destino. Se denuncian persecuciones injustas y ataques directos siempre procedentes de las instituciones españolas y se acompañan de estudiadas coreografías para que parezca que se trata de un momento épico. Por desgracia todos los catalanes tenemos que asistir y financiar este teatro que forma parte de una estrategia de propaganda política diseñada desde la Generalitat de Catalunya para cohesionar a lo que ellos llaman “el pueblo catalán”, fomentando su indignación y la sensación de injusticia y desamparo por causa siempre del enemigo común: el Gobierno de España. El objetivo es que el espectador empatice con el sufrimiento de la víctima y se una a la causa que ésta defiende, sin cuestionarse nada más; mientras, evidentemente, paga la obra.

El teatro, al fin y al cabo, es ficción y es espectáculo. La realidad política debería ser algo más serio. En Cataluña, los que protagonizan este drama son los mismos que desafían al estado de derecho, jactándose de incumplir sentencias y de creerse que están por encima de la ley; son los mismos que realizan consultas ilegales; son los mismos que menosprecian, por decirlo de manera suave, a la mitad de catalanes; son los mismos que llevan a las instituciones catalanas fuera de la ley; son los mismos que imponen su ideología al resto; son los mismos que subvencionan a los medios de comunicación para difundir únicamente su ideología; son los mismos que pretenden silenciar a muchos catalanes; son los mismos que fomentan la división y el odio en Cataluña.

Estos políticos, tan obsesionados con el pasado de la nación catalana, podrían realmente imitar a sus predecesores en el cargo. En el relato histórico real, no el inventado, en los orígenes de la Generalitat en las Cortes de 1359, los diputados del General tenían la obligación de rendir cuentas dos veces al año. La Diputación del General había nacido de manera accidental y sin ninguna intención de que fuera una institución permanente. Su función era recoger y administrar la ayuda económica concedida por las Cortes al rey, Pedro el Ceremonioso, para sufragar la guerra contra Castilla que duraba muchos años y resultaba muy costosa. La Diputación estaba formada por doce diputados procedentes de los diferentes estamentos sociales. Tenían todos las mismas funciones y obligaciones, nadie estaba por encima de nadie, y quedaban excluidas las funciones ejecutivas, reservadas únicamente a los funcionarios reales. En ese escenario, nada que ver con el del relato oficial, como los diputados eran los encargados de una parte importante de los impuestos que iban a parar a las arcas reales debían retre comptes dues vegades l’any, una per Sant Miquel i l’altra vuit dies després de Pasqua; así como jurar que no gastarían ese dinero en otros asuntos que no fueran los relativos a la guerra.

Viendo que se aproxima la fecha de San Miguel, quizá sería un buen momento para recuperar antiguas obligaciones propias de la Diputación del General y que los políticos, quienes también tienen encomendado todo nuestro dinero, rindieran cuentas a todos los catalanes de por qué nuestros impuestos van únicamente destinados a financiar el teatro de un proceso de ruptura ilegal y antidemocrático que no quieren la mitad de catalanes; de por qué se recorta en gasto social, en farmacias, en sanidad, en educación, mientras sobra dinero para subvencionar medios de comunicación, estructuras de un estado imaginario e intentos de desconectar de la legalidad; de por qué se financia la ruptura y no se fomenta la convivencia. ¿Por qué todos tenemos que pagar este teatro?

Esperemos que en Cataluña los políticos recuperen la cordura, dejen de protagonizar dramas y tragedias y se dediquen a gestionar pensando en el bien común, el de todos los catalanes. Más política y menos teatro.

Vera-Cruz Miranda

Doctora en Historia

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.