La sopa boba independentista

septiembre 06 16:02 2016 Print This Article
César Alcalá

César Alcalá

Alguien en Cataluña se ha preguntado alguna vez: ¿Cuántas personas viven del independentismo? La pregunta puede parecer poco coherente, pero tiene su sustancia y me explicaré.

En su momento CDC tenía dominado el tema del independentismo y era el brazo fuerte de este movimiento social que, como he dicho, ha entrado en barrena y decadencia. En un momento determinado CDC o, dicho de otra manera, los presupuestos de la Generalitat de Cataluña –recordemos que estos presupuestos salen de los impuestos de los catalanes y se España- sirvieron para inyectar dinero a la ANC, a Omnium y a las organizaciones municipalistas que surgieron de la nada. Algunas de estas asociaciones municipalistas también están subvencionadas por presupuestos municipales que, vuelvo a recordar, están sufragados por los impuestos que pagan todos los vecinos. Es decir, seas o no seas independentista sufragas el independentismo. Un acto que es vergonzoso y poco democrático.

Desde el primer momento el señor Artur Mas le interesó dar dinero a todas estas asociaciones para culminar su locura. El problema de muchos ha sido darle alas a un loco. A estos personajes se les tiene que tratar con medicamentos y no darles alas. Pero, no entremos en polémicas. Se le dio alas y se le dejó repartir dinero. Con lo cual surgieron toda una serie de personajes –poco antes anónimos- que empezaron a largar discursos y más discursos a favor de algo llamado independencia.

Si uno ha seguido todos estos discursos a lo largo de los años sólo han dejado claros dos conceptos: España nos roba y siendo independientes viviremos mejor. Incluso la ANC hizo toda una serie de pancartas blasfemas con lemas tan tremendamente penetrantes y sobrenaturales como el siguiente: “quiero un país donde se lea más”. Es decir, la independencia provocaría, automáticamente, que todos los catalanes dejaran el promedio de España y empezaran a leer como locos.

Estas absurdas quimeras se las han creído o se las creyeron muchos. Ahora bien, ninguno de estos gurus del independentismo han dicho o han explicado que va a pasar al día siguiente de la independencia. Es decir, cómo viviremos, cuál va a ser nuestra situación con el resto de Europa, cómo se gestionaran muchas cosas, qué nos va a pasar… En definitiva. La gente hoy en día está tranquila porque cobrará a final de mes, tiene un trabajo y una estabilidad. Todo esto, que no es una tontería, provoca estabilidad. Lo otro, lo que tiene que ver la independencia, está en el aire y desestabiliza la estabilidad familiar. Y si esto se produce, acto seguido se provoca el caos.

Pero a los amigos de estas asociaciones no les importa. ¿Y por qué no les importa? Muy claro. Ellos viven de la independencia. Ellos piensan que en este estado se vive mejor que sin dicha reivindicación. Y tiene razón. El amigo Sánchez, presidente de la ANC, vive mensualmente de un sueldo como presidente sin dar un palo al agua. Si se le acaba el chollo, ¿qué será de su futuro?

Toda esta gente no es independentista. Hacen ver que son independentistas para seguir chupando del bote. Es lo que antaño se llamaba la sopa boba. Hoy en día es la sopa boba independentista. Y, claro, esto pocos lo quieren perder.

Lo peor del tema es lo siguiente. Se ha recortado en aspectos sociales, en sanidad, en educación, en pagas dobles, en aumentos de sueldos, en muchas cosas. Ahora bien, a todas estas asociaciones no se les ha recortado nada. Al contrario. Se les ha aumentado. Y el motivo es porque se les ha considerado necesarios para llevar a cabo una quimera que, desde un primer momento se sabía que nunca se produciría.

Se ha mentido a la gente y esta se ha tragado la mentira e, incluso, los han seguido y han salido a manifestarse. Ahora la gente se da cuenta de la mentira y, poco a poco son menos fieles a las asociaciones independentistas. Estos, como que no son tontos y quieren seguir chupando del bote han montado 5 manifestaciones cortas para el 11 de septiembre. Tramos cortos que saben pueden llenar. Con lo cual, cuando finalice dirán que ha sido un éxito. Lo cierto es que el fracaso está sobrevolando no ya sólo el 11 se septiembre.

El fracaso pasará el 28 de septiembre con la moción de confianza de Puigdemont. Este se verá obligado a convocar elecciones. ERC triunfará y PDC desaparecerá del panorama no sólo electoral, sino histórico. Una pena para Cataluña que aún tiene solución.

Por eso es indispensable que muchos abran los ojos. Hoy en día aquello que hizo crecer CDC –Omnium, ANC y asociaciones municipalistas- están en manos de ERC. Este partido se está comiendo al grande y estos sin enterarse. Por eso debemos alzarnos contra el independentismo y decirles a los vividores que ya está bien de chupar del bote. Que se ha acabado la tontería. Y que todos queremos volver a la normalidad. ¡Adiós independentismo! ¡Hola Libertad! ¡Hola normalidad democrática!

César Alcalá

Historiador

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

2 Comments

  1. Benito Redondo
    septiembre 06, 16:59 #1 Benito Redondo

    Mi buen amigo Cesar como usted bien sabe soy Rojillo pero con ideas de progreso y pensando en el pueblo antes que en los intereses de partido y particulares , dicho esto sabe que no iré a celebrar el 11 de Septiembre solo por ser solidario con el pueblo catalán de nó celebrar una derrota histórica que nos la están vendiendo igual que el desastroso independentismo

    Reply to this comment
  2. benito redondo
    septiembre 06, 17:29 #2 benito redondo

    hola no quiero suscribirme si cuesta dinero soy pobre

    Reply to this comment

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.