Alcémonos contra el independentismo

Agosto 29 11:30 2016 Print This Article
César Alcalá

César Alcalá

Escribía Stefan Zweig que la atmósfera espiritual de una época queda reflejada en algunos episodios concretos. Se podría añadir que uno puede mentir a todos durante un tiempo, pero no durante toda la vida.

Estos episodios los podemos concretar en dos que han marcado y marcarán el devenir político de los próximos meses. El primero es la desafección de la gente a la Diada. Si años atrás era un acto de macho y hembra Alfa a favor de la independencia, con el tiempo se ha deshinchado. He oído alguna conversación en la cual, los interlocutores, se preguntaban si valía la pena. Ahora se han dado cuenta de la gran mentira y que Madrid no nos roba tanto. Que las cosas no están tan mal y que avanzamos. La crisis económica ha ayudado a moldear la gran mentira y el tiempo les ha majado todo.

Otro factor es la vibración por simpatía. Hemos vivido modas de todo tipo. De pantalones, de jerseys, de deportivas, de colores. Pues eso, se puso ser de moda ser independentista, y ha caducado. Ahora ha pasado de moda. La próxima la desconocemos, pero el independentismo ha pasado, por suerte, de moda y a día de hoy está demodé.

El segundo episodio es el que vivimos con CDC o ahora PDC. La historia de este partido me recuerda la Lliga de Cambo. De ser el partido más importante de Cataluña pasó a ser absorbido por ERC. Es más, por poco se quedan sin representación parlamentaria. La guerra fue terrible para ellos y el partido pasó al olvido. Lo mismo le está pasando a CDC. Al final los engullirá ERC y serán un rastro histórico. Sus dirigentes intentarán sacar pecho en los próximos meses. Ahora bien, a día de hoy, sin siglas en Cataluña y sin representación parlamentaria en Madrid, han pasado a ser una sombra o un muerto viviente. Las siglas PDC son lo mismo que en su momento hizo Suarez. D e la UCD a CDS. Al final sólo consiguió alargar la agonía. Mas está alargando la agonía en una crónica de una muerte anunciada.

Cuál es nuestro futuro? No es malo. Tenemos la base, la gente, la experiencia y el método. Me explicaré. En Cataluña necesitamos un gran partido o plataforma que englobe todo el pensamiento no independentista. Un partido o plataforma de patriotas de la tierra y del nexo común que es España. Muchos estamos hartos de los patriotas y pastorets  separatistas e independentistas.

Necesitamos algo parecido a lo que en si día -hace cien años- fue la Solidaridad Catalana. Un conglomerado de partidos que, entre otros, englobaba la Lliga de Cambo o los carlistas del duque de Solferino. Estos partidos de centro derecha catalanista los tenemos. También tenemos a una sociedad civil que está bastante cansada. El abanico es amplio y con mucho futuro.

La idea o el núcleo inicial quizás este marcado por regeneración, ideas, planteamientos, síntesis, soluciones e ideologías. Todo ello, bien estructurado y con un marcado sentimiento de prosperidad puede solucionar la crisis existente. ¿Cuál es la crisis? Alejar de las instituciones catalanas un cáncer llamado independentismo. No es una tarea fácil, pero lo es mucho más que hace un tiempo.

Hemos perdido un tiempo valioso en pos de unas quimeras baldías. Es el momento de estructurar nuevos cimientos y volver a fortalecer una dañada Cataluña por culpa de patriotas y pastorets. La sociedad y los políticos soberanistas debemos decir: basta ya. Y para conseguirlo debemos crear una nueva Lliga que englobe todos estos pensamientos. Hagamoslo! Cataluña nunca ha sido independentista, y los patriotas y pastorets lo saben.

César Alcalá

Historiador

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

1 Comment

  1. Auauau
    Agosto 29, 16:20 #1 Auauau

    Qui té gana somnia pa…
    Els historiadors, igual que els economistes, saben explicar molt bé el que va passar, però son negats predint el futur…

    Reply to this comment

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.