A vueltas con el “Brexit”

Junio 29 10:03 2016 Print This Article
Mariano Gomá

Mariano Gomá

Siempre he tenido una cierta cortés antipatía por el pueblo británico y su famoso imperio, hoy ya muy mermado,  y me viene desde la época cuando hace ya muchos años estudié allí;  aunque debo reconocer que a su vez he sentido un gran respeto por su historia,  la ferocidad con la que han defendido su isla y posesiones y finalmente su heroico papel en la segunda guerra mundial cuando los franceses de forma inmediata tiraron la toalla,  siendo el pueblo inglés, ayudado después por nuestros eternos salvadores los americanos,  quién inició la reconquista de Europa.

Ahora de nuevo la soberbia británica ha cometido el inmediatamente reconocido error de aprobar su salida de la organización europea.  Todos sabemos que a los referendums los carga el diablo y resulta que trás el resultado,  Escocia quiere ser independiente para quedarse en Europa, Gibraltar tiembla y ya quiere ondear tímidamente la bandera española en cuyo territorio europeo está enclavado,  Irlanda del Norte se pone de perfil en otra isla y hasta Londres quisiera ser una ciudad-estado.

Pero la realidad es que se ha provocado una innecesaria convulsión en la Comunidad Europea,  en los mercados internacionales y en el mundo económico,  precisamente en unos momentos en los que nuestra propia fragilidad nos impone la máxima unidad y cohesión.

Tal y como se han pronunciado grandes autoridades,  soy de la opinión de que se vayan ya,  lo antes posible,  para dejarnos la oportunidad de recomponernos y dar un nuevo impulso entre todos los que quedamos, a nuestra unión.  “Out is out”  y no -si pero no- ya veremos- volvamos a votar- reflexionemos con tiempo, etcétera,  pues entre tanto impedirán la regeneración.  Ya han hecho suficiente daño en los mercados y por tanto que se vayan puesto que aún siendo una pieza importante, nadie es imprescindible.

Es no obstante muy remarcable que Mr. Cameron necesitara tan solo unas horas para aparecer solemnemente en público y presentar su dimisión por haber provocado el referéndum y después haberlo perdido,  lo cual es un motivo de carácter y dignidad personal. Pero es que en inglés sí existe la palabra “dimisión”.  Mis profundos respetos a la soberbia británica y a la dignidad de los ingleses.

Y,  hete aquí que en España somos justo lo contrario. Perdimos nuestra secular soberbia cuando en Flandes se puso el sol,  nos dejamos despojar de todo durante siglos y se nos han ido cayendo las plumas, además de ir siempre a remolque cuando no haciendo el ridículo como en nuestra reciente caída de bruces en la Eurocopa de futbol.  Y aquí no dimite nadie después de tanto vandalismo y atracos a mano armada a la caja común pública,  ni por perder sistemáticamente elección tras elección.  Al revés. Aquí sacamos pecho.

Y en Cataluña se convoca un referéndum ilegal, y repito que los carga el diablo, se consuma una desobediencia y desprecio a los altos tribunales,  y además se pierde;  mientras que los responsables con el gran jefe a la cabeza, al que de paso tienen que apartar a patadas de la presidencia de su pobre gobierno,  siguen con su altiva actitud hasta sentarse en el banquillo para ser considerados unos héroes de la causa.

Como se puede deducir no nos parecemos en nada al país británico,  ya reino menos unido;  pero con toda cortesía desde aquí,  mi más efusivo:  Bye, Bye.  Enjoy.

Mariano Gomà

Arquitecto y escritor

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.